¿Qué es business process outsourcing (BPO)?

¿Qué es business process outsourcing (BPO)?

De manera automática, las empresas se han acostumbrado a desarrollar internamente todas sus operaciones, relacionadas o no con su actividad principal. Con el paso del tiempo todo ha ido evolucionando, y los esquemas de contratación también, con esto llegó el tiempo de la subcontratación a terceros para actividades secundarias, estas podemos decir que no están relacionadas directamente con su objetivo principal, como servicios de limpieza o mensajería, por ejemplo; esto debido a la falta de personal especializado.

Con el mismo paso de los años e implicando el avance tecnológico que siempre evoluciona, esta subcontratación se trasladó a otros sectores con un impacto más directo y significativo en el negocio externalizando procesos de negocio completos, en la mayoría de los casos de tipo administrativo acompañado de componentes tecnológicos, lo que permite a las empresas centrarse en su actividad principal.

Business Process Outsourcing (BPO) traducido como Externalización de Procesos de Negocios, es la subcontratación de procesos de negocio mediante proveedores de servicios internos o externos a una empresa. La principal ventaja de este sistema es la reducción de costos fijos como el personal o el equipamiento; esto permite una mayor flexibilidad y capacidad de respuesta ante posibles cambios en el entorno.

 

¿Cómo se puede implementar un modelo BPO en las empresas?

Para lograr una externalización exitosa se debe planear un proceso con varias fases; lo principal en ello es definir qué tipo de servicios deben ser externalizados, quiénes serán los responsables de la ejecución y el tiempo que tardará. Para la implementación de todo esto, será necesario cumplir con una comunicación constante y fluida entre todas las partes que lo conforman.

 

Proceso para la implementación de modelo BPO 

 

Fase 1: Evaluación de necesidades

Se necesita conocer el funcionamiento total de la empresa, así como el funcionamiento de todos los procesos internos: costo, eficacia-eficiencia de los objetivos marcados. Principalmente se debe de establecer un modelo que permita medir la productividad, pues esto permitirá evaluar los niveles de rendimiento de cada proveedor.

 

Fase 2: Adopción de un método adecuado

Una vez elegidos los servicios a externalizar, viene la clasificación basada en el tipo de proceso; esto significa identificar si se trata de una actividad directamente relacionada con el objeto empresarial o si es una actividad secundaria. Todo esto con la finalidad de adoptar una metodología adecuada para gestionar el outsourcing.

 

Fase 3: Acuerdo de nivel de servicio

Un punto importante en el outsourcing es el establecimiento de un acuerdo sobre el nivel de servicio, que permitan dar un seguimiento continuo de los servicios externalizados.

 

Fase 4: Selección del proveedor y contratación

Hay que elegir el proveedor que será el encargado de llevar a cabo el outsourcing, y con ello establecer criterios de selección de proveedores como el nivel de innovación, capacidad tecnológica, costes o experiencia.

 

Fase 5: Seguimiento

Esta es la última fase, en la cual se comienzan a prestar los servicios contratados; para esto es necesario un control y seguimiento de los servicios, verificando los acuerdos generados en la fase 3.

¡Comparte!